Noticias



28
Abr
Nuevo artículo sobre emprendimiento
Guatemala posee la segunda tasa de emprendimiento temprano más alta a nivel mundial. Mª Alejandra Alquijay, Directora Acton MBA en UFM Madrid.

Guatemala posee la segunda tasa de emprendimiento temprano más alta a nivel mundial

 

María Alejandra AlquijayAnalizar las características del emprendedor, su proceso de emprendimiento, contexto y evolución, representa una contribución única y sumamente valiosa a nuestra sociedad. El estudio más robusto que existe a la fecha en esta materia es llamado Monitor Global de Emprendimiento. En el año 2019, el estudio cumplió 20 años de realizarse de manera consecutiva, convirtiéndose en una referencia única para comprender el marco emprendedor desde múltiples perspectivas. A lo largo de dicho período han participado 112 países en el estudio, de los cuales, cinco lo han realizado sin interrupción: Estados Unidos, Brasil, Alemania, Irán y China.

En Guatemala, el Centro de Emprendimiento Kirzner de la Universidad Francisco Marroquín realiza anualmente un gran esfuerzo para llevar a cabo este estudio. De acuerdo al reporte más reciente (2018-2019), Guatemala posee la segunda Tasa de Emprendimiento Temprano (TEA) más alta a nivel mundial (27.5%); superado únicamente por Angola con un 41%. Esta es una cifra que ha ido mejorando considerablemente en los últimos años, sobretodo, tomando en cuenta que en el año 2013, el país se ubicaba en la posición número 31 de un total de 70 economías que participaron en el estudio y en el año 2015, 14 de 60 participantes. Ahora bien, en el nivel de emprendimiento total de los países, cifra obtenida a partir de la TEA y los emprendimientos establecidos, notamos que Guatemala cuenta con la proporción más alta (38.7%) de toda la región de Latinoamérica y el Caribe. Le siguen Brasil (38.1%), Chile (33.6%) y Perú (30.8%). Es importante destacar que el estudio refleja que desde el año 2014, Guatemala ha ocupado el primer lugar como el país en el cual emprender un negocio es la opción más deseable para generar ingresos.  

En Guatemala, 9 de cada 10 personas consideran el emprendimiento como una buena opción de carrera. Adicionalmente, 2 de cada 3 consideran tener las herramientas para iniciar un negocio y 1 de cada 3 estima que el miedo a fracasar puede ser un obstáculo para poner en marcha un negocio. Del total de emprendedores guatemaltecos, el 54.9% son hombres y 45.1% mujeres. Dicha relación se mantiene con respecto al año previo, en el cual, tuvimos 53.8% emprendedores hombres y 46.4% mujeres. Adicionalmente, el 52% tiene una edad comprendida entre 18 y 34 años.

Son múltiples los sectores en los cuales se está emprendiendo, siendo en su mayoría (dos de cada tres emprendimientos establecidos) en negocios orientados al consumo. Es decir, ventas al detalle tales como: panaderías, tiendas de barrio, librerías, ventas de comida, ropa, fruta y verdura, entre otras. En actividades de transformación (talleres de mecánica, zapaterías, artesanías, sastrerías, herrería, construcción, carpintería, molinos, etc.) hay una mayor proporción de emprendimientos establecidos (28%) que en emprendimientos tempranos (16%); y, alrededor del 9% de los emprendimientos se encuentran en el sector de servicios (mantenimiento de computadoras, servicios contables, fotocopias, publicidad, asesoría jurídica y similares). 

En los últimos nueve años, la tasa de emprendimientos descontinuados se ha mantenido entre 4% y 5%, no obstante, los emprendimientos establecidos han aumentado del 5% al 11%; emprendedores potenciales de 10% a 49% y la tasa de emprendimiento temprano, de 19% a 28%. Estos datos reflejan que en Guatemala, la actividad emprendedora ha ido incrementando y sosteniéndose a lo largo de los años, superando los retadores 3.5 años de supervivencia y generación de ingresos. Como principales motivaciones para emprender sobresalen: ganar independencia, aumentar ingresos y mantenerlos.

Convertir una idea de negocio en una realidad empresarial conlleva un sinfín de retos. En el país, 4 de cada 10 emprendimientos inician con una inversión menor a cinco mil quetzales y son únicamente 3 de cada 10 emprendimientos establecidos los que logran generar una ganancia mensual entre Q2,501.00 y Q5,000.00. El 40% de los emprendimientos establecidos no generan ningún empleo y de la totalidad de emprendimientos, el 93% generan cinco o menos. 

Una de las opciones más robustas para profesionalizar al emprendedor es a través de Acton MBA in Entrepreneurship, un programa de maestría en el cual, los estudiantes atraviesan cada una de las etapas del proceso emprendedor a través de la discusión de casos que inician con el análisis de oportunidades de negocios, seguido de su lanzamiento, crecimiento y cosecha. Tener una aproximación así de real a la experiencia emprendedora permite a los estudiantes viajar más aceleradamente en la curva de aprendizaje que hará de sus negocios, un éxito. La clave está no sólo en incrementar la cantidad de emprendimientos, sino la rentabilidad, escalabilidad y calidad de los mismos, lo cual, en cierta medida garantizará su permanencia en el mercado.

Para más información acerca de Acton MBA in Entrepreneurship de la Universidad Francisco Marroquín visite: actonmadrid.ufm.edu 

 

 

 

 

Maria Alejandra Alquijay Aguilar

Directora Acton MBA in Entrepreneurship en UFM Madrid

admisionesmadrid@ufm.edu

Madrid,  28 de abril de 2020.

Suscríbete a nuestro boletín